Miley Cyrus demostró que las chicas crecen en un River lleno